miércoles, marzo 29, 2006

Jorge Negrete, la voz


Muchas veces nos preguntamos ...¿ Que hace ser hermosa e inolvidable la voz de un cantante ? ....... es una pregunta que en el caso de Jorge Negrete, se responde sola..........Una voz bien preparada que canta una canción, puede crear efectos musicales impresionantes, bellos y dramáticos. Por lo general, las dos categorías de voces que atraen al mayor número de fanáticos y suscitan los más altos decibeles de aplauso son el tenor y la soprano. Parte de la razón de estos dos tipos de voz son las más claramente audibles, y como resultado, las más impresionantes. Son, para usar la terminología del circo (que no es completamente inadecuada), las pruebas sin red, que más interesan al público.


LA VOZ EN EL CANTO


Hay algo misterioso en la voz humana; los cantantes de ópera profesionales la llaman “la voz” en lugar de “mi voz”.
¿Cómo se produce la voz que canta? ¿ De dónde viene?
Hay varias teorías, pero además de los hechos básicos del aire de los pulmones expulsado a través de las cuerdas vocales por la boca, no se ha definido gran cosa. Todos podemos cantar. Pero cantar bien, especialmente para ópera, requiere por lo general años de adiestramiento.
Aquí tenemos algo que meditar acerca de la hermosa voz de Jorge Negrete, él primero comenzó como lo haría un futuro cantante lírico, estudió canto junto al maestro José Pierson, y se orientó en principio por trabajar en ese género ( gracias a Dios), ya que el duro y riguroso trabajo de estudio le permitió mas adelante abordar con holgura las exigencias de la canción vernácula y romántica que con tan inigualable hermosura interpretara desde su registro lírico de barítono.
Por una razón la ópera, sigue siendo uno de los pocos lugares donde es posible escuchar canto “ honrado “, sin ninguna amplificación.
Los musicales de Broadway, la televisión, los cabarets, incluso algunas iglesias usan, todos, alguna forma de amplificación; pero, al menos hasta ahora, no lo hacen los teatros de ópera. Excepto para algunas representaciones al aire libre, la ópera evita la amplificación.

Que las cuerdas vocales de una persona puedan llenar de sonido musical un teatro de cuatro mil plazas como la Metropolitan Opera House, por encima de toda una orquesta, indica lo que una voz altamente adiestrada puede realizar.
Semejante proeza exige una capacidad innata, un largo adiestramiento y una intensa concentración. No es extraño que los que lo hacen bien provoquen la histeria de sus fanáticos.
Hay algo angelical en una voz humana espléndida; James Joyce dijo una vez que cantar bien sugiere un pájaro en un vuelo fuerte y seguro.
También la voz, a diferencia de otros instrumentos musicales, puede agregar el lenguaje a la música, y vaya que sí lo logró hacer Jorge Negrete al interpretar con tal maestría y belleza inigualable todo su repertorio musical.

JORGE NEGRETE Y SU HERMOSO REGISTRO LíRICO DE BARíTONO


La voz operística por lo general entra dentro de tres categorías: tonos de pecho, registro medio y tonos agudos (nasales).

Y estas tres categorías se aplican mas claramente a los tenores y sopranos, aunque la mayoría de las voces operísticas tienen estas divisiones. Una gran voz como la de Jorge Negrete se mueve fácilmente a través de las tres con la misma calidad vocal básica y el mismo carácter. Algunos cantantes se oyen como si tuvieran tres voces diferentes, provenientes todas de la misma garganta. Es un problema técnico que la mayoría de los cantantes ha resuelto, aunque por cierto no todos. La facilidad del movimiento desde las notas graves hacia las notas agudas, con cambios graduales en la calidad de la voz, tipifica la voz operística bien adiestrada. Dicha voz también debería tener un bello timbre, suficiente volumen, flexibilidad y control.

Por lo general, los barítonos están considerados como personas tranquilas y afables con nervios fuertes. Aunque comúnmente no afectan las taquillas como sus hermanos de voces agudas, los tenores, pueden ser notables en el escenario y tienen algunos papeles maravillosos. Sus voces provienen en primer término del pecho, de modo que su canto suena más como una voz hablada. Los barítonos líricos, el tipo más agudo, cantan papeles como Fígaro en El Barbero de Sevilla de Rossini, Papageno en La Flauta Mágica de Mozart y Guglielmo en Cosi fan Tutte del mismo autor.

La voz mas baja del barítono heroico, por otra parte, canta los grandes papeles de Wagner. Los grandes papeles para barítono de Verdi son Rodrigo en Don Carlos, Germoont en La Traviata, y el papel principal en Rigoletto, tal vez el más difícil de los papeles de barítono de Verdi. Estos últimos papeles son llamados con frecuencia “para barítonos bajos”.

Finalmente debemos agregar que Jorge Negrete cruzó los límites de su voz y cantó distintos tipos de papeles líricos. Negrete en particular fue una verdadera maravilla en el manejo de su hermosa voz, ya que las distintas categorías del registro que él poseía, las supo utilizar con una versatilidad admirable, considerando que incluso dentro de un mismo registro lírico algunas son mutuamente excluyentes.

Jorge Negrete recibió sin duda el don de la voz, nos deleitó y nos seguirá encantando a pesar de los años con esa magia de su canto inigualable, capaz de atravesar las categorías de la voz con una facilidad heroica e impresionante.

Jorge Negrete Cyber Club Mundial, en su afán de mantener viva la memoria del Gran Charro Cantor continuará entregando todo aquello que contribuya a engrandecer su recuerdo y a perpetuar su magnífico aporte al canto, la música el Cine y demás tareas a la que se entregó con tanto afán y ahínco en su breve pero fructífera vida.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Agradezco la semblanza del gran Charro Cantor Jorge Negrete, sobre todo respecto a las características de su voz.
Siempre será un orgullo para los mexicanos. ¡Felicidades!

alejandro quintas dijo...

es lo mas grande que mis oidos escucharon jorge negrte simplemente es lo maximo.

Anónimo dijo...

Su voz enamora que barbaro